×
Identificación de usuario
Campo obligatorio
Campo obligatorio

CAMINO LEBANIEGO

      Desde la Edad Media, peregrinos que querían llegar hasta la Cruz custodiada en Santo Toribio de Liébana, peregrinaban por el Camino Lebaniego hasta llegar al monasterio también para adorar los restos del Santo: Toribio de Astorga. A la Cruz y a los restos del Santo se le atribuían propiedades curativas y milagrosas.

Senaletica Camino Lebaniego Cantabria Iglesia Lebena Camino Lebaniego Cantabria Arbol Camino Lebaniego Cantabria Patrimonio Monasterio Santo Toribio Camino Lebaniego 

     Toda reliquia o vestigio religioso vinculado a un lugar santo de relevancia, en el mundo cristiano está ligado a un Camino de Peregrinación. Y, en esto Cantabria ocupa un lugar destacado por su peculiaridad: Cantabria es la única región del mundo cristiano que cuenta con DOS CAMINOS DE PEREGRINACIÓN.

     POR UN LADO, por Cantabria transcurre la parte del Camino de Santiago que se conoce como Camino del Norte y que va desde Ontón hasta Unquera, pasando por Castro Urdiales, Laredo, Santoña, Santander, Santillana del Mar, Comillas,y San Vicente de la Barquera. Son 9 etapas que enlazan, al principio, con última del País Vasco, Portugalete-Pobeña-Ontón-Castro Urdiales y, al final, con la primera de Asturias, la etapa Unquera-Llanes.

     POR OTRO LADO, Cantabria cuenta con su propio Camino de Peregrinación con destino santo jubilar, el Camino Lebaniego que se separa del Camino del Norte, en Muñorrodero, a 12 km. de San Vicente de la Barquera, y llega hasta Santo Toribio de Liébana. Desde la Edad Media está registrada la afluencia de peregrinos al Monasterio Santo Toribio de Liébana, donde descansaban los restos del Santo, al que se le otorgaban propiedades curativas y milagrosas. Allí se acudía, igualmente a adorar al Lignum Crucis, por eso a los peregrinos del Camino Lebaniego se les conocía como “crucenos”, Peregrinos de la Cruz”, los que llegaban a adorar a la Cruz. En el oficio religioso se les acoge todavía hoy con estos versos cantados

Ambos caminos de peregrinación han sido declarados recientemente Patrimonio de la Humanidad Unesco.                                                                                                         

AÑO JUBILAR
En 1512, el Papa Julio II concedió el privilegio a Santo Toribio de Liébana para que celebrara un Año Jubilar cada vez que el de 16 de abril sea domingo. Año en el que se abre la Puerta Santa del cenobio y con ella los 365 días de indulgencia plenaria, perdón y renovación.
Este 2017 se celebra el Año Jubilar considerado “Acontecimiento de excepcional Interés Público”, y si se hace el Camino es importante saber que en todo Año Jubilar haya unas condiciones para obtener la “gracia jubilar”, o lo que se conoce como la indulgencia plenaria, el perdón de todos los pecados. Estas condiciones son las siguientes:

PRIMERO: SE PIDE REZAR:

El Padrenuestro (como signo de que volvemos al Padre Dios)
El Credo (como renovación de nuestra fe)
Una oración por el Papa (Padrenuestro, Salve, Avemaría)

SEGUNDO: HAY QUE CONFESARSE:

Confesión y comunión en el mismo día o en una fecha próxima (15 días antes o después de la peregrinación)

TERCERO: ASISTIR A LA "Misa del peregrino"

Misa que tiene lugar todos los días a las 12,00 horas en los años Jubilares.
Liébana celebra el Año Jubilar Lebaniego desde 1512, por conservar el trozo más grande de la Cruz de Cristo, el Lignum Crucis, un privilegio compartido con Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela. Más de 500 años de peregrinación a Santo Toribio de Liébana, más de 500 años de Camino Lebaniego.

ETAPAS 6 DÍAS:

1.- Santander - Santillana del Mar 32 kms.

2.- Santillana del Mar - Comillas 22 kms.

3.- Comillas - Muñorrodero 19 kms.

4.- Muñorrodero - Quintanilla Lamansón 17,8 kms.

5.- Quintanilla Lamsón - Tama 25,8 kms

6.- Tama - Santo Toribio de Liébana